El amor entre “Valentina” y “Alejandro” triunfó sobre la maldad de “Inés”

Telenovelas

FINAL VA10 FINAL VA3 FINAL VA1 FINAL VA2

Luego de cuatro meses de haber cautivado al público peruano, la historia de amor entre Valentina (Stephanie Orúe) y Alejandro (Nicolás Galindo) llegó a su fin con un impactante desenlace.
En este último capítulo de “Valiente Amor”, que logró convertirse en top tendencia en las redes sociales con el hashtag #GranFinalVA, los televidentes pudieron experimentar un cúmulo de sentimientos al ver cómo Inés (Sofía Rocha) era presa de sus propios demonios, por lo que tomó la fatal determinación de prenderse fuego y terminar con su vida.

Y es que en el preciso instante que la malvada abuela de Alejandro se disponía a dispararle a su propio nieto, junto a Valentina y Gerardo (Rodrigo Sánchez Patiño), aparecieron los espíritus de la mamá de Valentina, Rita, así como el de su abuelo, Eusebio, quienes provocaron que Inés pierda el control e incendiara su propia casa con el objetivo de, en su delirio, asesinar nuevamente a estos dos personajes.

En tanto, Valentina y Alejandro, luego del terrible momento que les tocó vivir en casa de Inés, al fin pudieron vivir a plenitud el gran amor que se juraron. Por ello, la feliz pareja decidió partir con su pequeño hijo a Cusco para celebrar la consolidación de su unión y visitar, además, la tumba donde reposan los restos de Rita.

Al respecto, el guionista de esta maravillosa trama, Eduardo Adrianzén, no dudó en expresar su felicidad por el gran trabajo realizado por el equipo de Del Barrio Producciones y resaltó, de otro lado, la importancia de tocar diversos temas sociales que se viven a diario en nuestro país, a fin de visibilizarlos.

“‘Valiente Amor’ tocó temas como el racismo, los genocidios, la homofobia, la corrupción en municipios, el maltrato a la mujer, la adicción, la violencia y el sicariato, la corrupción en la administración de justicia y toda una agenda social totalmente integrada a la trama y el melodrama que nos permitió, y siempre nos permite, llegar a los públicos masivos. Nos sentimos obligados a no bajar la guardia jamás, pues vivimos un país donde tenemos que luchar a diario por hacernos un sitio en medio de muchas dificultades de toda índole”, destacó.

 

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *