Vibra Perú se consagra como el mayor festival multisangres del país

Conciertos Música

Miles de personas vivieron una noche que marca un antes y un después en la realización de festivales en el Perú.

 

La noche del sábado 20 de agosto, alrededor de 8 mil #vibralovers celebraron una jornada de más de 8 horas de música, experiencias, baile y alegría con las canciones de los más importantes exponentes de la música nacional, hubo emoción y peruanidad, shows sorpresas y hasta un sentido tributo al recordado actor Diego Bertie.

La segunda edición de Vibra Perú tuvo varios hitos a resaltar. Uno de ellos fue el regreso a los escenarios de la siempre carismática Maricarmen Marín, la siempre bella “princesita”, volvió luego de unos meses tras convertirse en mamá y participar de uno de los programas televisivos más exitosos del país, “Yo Soy”. Marín hizo delirar a su público con su homenaje a Selena y sus clásicos de siempre.

Por otro lado, la actuación de Río al comienzo del festival fue una total sorpresa para los presentes, quienes empezaron la celebración temprano con los comandados por Pocho Prieto, que hicieron un repaso impecable por muchas de sus grandes canciones.

Otro acto de gran impacto fue Diosdado Gaitán Castro, quien junto a su banda emocionó a los miles de fans que colmaban el Plaza Arena del Jockey Club y cantaban, a viva voz, cada uno de los clásicos de este héroe del sentimiento andino.

Mónica Cabrejos entretuvo a los presentes con divertidas dinámicas y bailes junto al Torito Peruvian, la encantadora mascota del festival, que se paseaba por las instalaciones regalando selfies y cariño a sus invitados.

El turno de Los Hermanos Yaipen fue el primer encuentro que los presentes tuvieron con la cumbia peruana y los hijos de Monsefú dejaron la valla muy alta, ya que cada una de sus canciones remeció el recinto logrando conmover a los Vibralovers.

Es importante mencionar que antes que cada artista salga a escena, un ciudadano común y corriente aparecía en pantallas contando sus historias personales de superación y cómo la música de sus artistas favoritos llenó de energía y optimismo cada una de sus vivencias. Estos testimonios fueron muy ovacionados, más aún cuando cada uno de ellos estaba presente en el escenario acompañando a sus ídolos en sus performances.

Raúl Romero fue sensacional, ya sabemos que su carisma y humor deslumbran a multitudes y esta vez junto a su banda logró eso y más, ya que, en un momento de su presentación cantó el tema “Qué difícil es amar” de Diego Bertie haciendo que muchos suelten alguna lágrima recordando al inolvidable actor. Las palabras de Raúl para su extinto colega fueron emocionantes y muy respetuosas.

La banda de Mauricio Mesones desfiló todas sus versiones de cumbias clásicas y sus composiciones propias, gozando del aplauso y ovación de los miles de limeños que hicieron frente al frío con la rica cumbia del Perú. Mauricio se metió el público al bolsillo con sus bailes y temas que no dejaron a nadie sin bailar.

La producción de Vibra Perú entregó a cada artista tras acabar su performance el Torito Award un trofeo que se ganó gracias a su trayectoria y cariño del público, estos premios especiales fueron recibidos con alegría y agradecimiento por las estrellas del festival.

Un show sorpresa fue de lo más comentado en las redes sociales, el show de Ruth Karina y sus grandes temas de cumbia selvática. Ésta última sorpresa hizo que los miles de asistentes cantaran el Himno Nacional re versionado, bailen “Valicha” y griten a todo pulmón “Vamos Perú”.

Eva Ayllón, Daniela Darcourt y Armonía 10 fueron los últimos tres actos de la noche, la leyenda de la música, fue ovacionada por sus fans quienes cantaron cada una de sus clásicas canciones. La querida cantante mostró al público muy orgullosa su trofeo de La Voz Perú, donde fue la ganadora en esta nueva edición. Ayllón se llevó otro Torito Award especial entregado en honor de sus 52 años de trayectoria artística.

Daniela Darcourt se consagró entre las más aclamadas en la jornada y repitió nuevamente tras su comentada presentación en abril pasado en la primera edición del festival, la Reina de la Salsa peruana y su orquesta interpretaron sus aclamados clásicos.

Finalmente, la mayor institución de la cumbia norteña subió al escenario para el delirio de los cada vez más extasiados Vibralovers, Armonía 10 fue el cierre perfecto del festival, un momento que ha quedado grabado en la memoria de los asistentes. Algo importante a mencionar es que la producción anunció que este año se realizará una edición más del festival. Este anunció causó furor en el público.

Vibra Perú cerró su segunda edición con orgullo de ser peruano, un evento hecho con cariño y con personalidad propia, los miles de asistentes replicaron en sus redes sociales cada uno de los momentos más vibrantes del evento y se espera que pronto sepamos más sobre la nueva edición.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *