Bárbara Ballan desalojada del Hilton por un magnate de Miami

Grandes Series Internacional Música Noticias Telenovelas Televisión Vídeo Clip

 

“Una bomba de tiempo” que en cualquier momento estallará.

 

La actriz, cantante y empresaria del rubro de la belleza Bárbara Ballan, pasa por momentos difíciles después de recibir una orden de desahucio (eviction order) por parte del magnate empresario Pierre Healy dueño del edificio donde Barbara invirtió 13 años de su vida para impulsar y mejorar las ventas del Double Tree by Hilton Grand Hotel en Biscayne Bay con su salón de belleza Barbra Spa.

La guapa venezolana inicia su carrera empresarial en México registrando su marca como centro de estética “Barbra Spa” un concepto integral de la belleza ubicado en el segundo piso del WTC. Principia su acercamiento con el medio del espectáculo presentándose en programas unitarios como “Muévete”, “Mujer casos de la vida real”, “La Rosa de Guadalupe”, novelas como “Al diablo con los guapos”, “Destilando amor” y “Palabra de mujer”, incursiona en la música con el vídeo clip titulado “Bomba de tiempo” grabación que hizo junto al actor Alberto Quintero.

En pleno despegue de su carrera conoce al amor de su vida el estilista Alexis Irausquin “el estilista latino de Hollywood” (quien ha trabajado con luminarias como Carol Burnett, Mel Gibson, John Travolta, Denzel Washington, Nancy Pelosi, entre otros), con quien se junta y después de grandes peripecias del destino se van a Estados Unidos y Bárbara consolida su carrera empresarial aprovechando el impase surgido por el propietario del Double Tree y la entonces arrendataria “Dominicana” S/N quien recibió un Eviction Order para desalojar el lugar, Bárbara compra su parte y toma posesión del contrato. El magnate empresario bajo argucias quiso firmar un nuevo contrato, pero Bárbara no lo necesitaba porque ya tenía el contrato de exclusividad de la anterior dueña que debía hacer prevalecer.

A pesar de haber incorporado en el local grandes marcas, de haber subido la plusvalía llevando de exclusividad a grandes inversionistas al edificio, marcas como Fedex, Wester Union, DHL, Forever LAVI, de tener la licencia de Mexicana Universal Florida de Lupita Jones, entre otras, desalojan a la cantante Bárbara Ballan de su salón de las reinas.

El dueño de la propiedad monopoliza el retail de la belleza del lugar violando así el contrato de exclusividad con “Barbra Spa”; al verse afectada por los ingresos del salón, Bárbara no pudo cumplir con un mes de renta y con tal vileza e ingratitud fue desalojada del edificio; no le importó dañar la propiedad remodelada (que hasta la fecha no termina de pagar el préstamo que se hizo para incrementar la productividad), echó a perder  insumos esenciales del salón, desmereció cuadros e imágenes de valor sentimental rompiéndolos en pedazos.

Después de ser demandada por incumplimiento de pago por el magnate empresario, Bárbara contrademanda por los daños y perjuicios ocasionados, lucro cesante y sobre todo por daño moral causados por el magnate que por tener dinero cree tener influencia en la justicia americana, a pesar de ello, la emprendedora Bárbara no se amilana en la lucha porque confía en la justicia americana que a diferencia de otros países prevalece la honestidad en los principios morales.

Bárbara se convirtió en un icono en el mundo de la belleza, recibiendo el apoyo y el exclusivo marketing de todas sus reinas, modelos y artistas, dejando así el nombre de su marca en alto, en el prestigioso “Barbra Spa”, ha atendido a personalidades de diversos ámbitos por mencionar algunos: La Reina Sofía, Miss Florence Gisselle, Karol G, Chayanne, Daddy Yankee, Alicia Machado, Maribel Guardia, Mariana Seoane, Niurka, Sandra Montoya, entre otras. Maneja la exclusividad de Miss Grand United States, Miss Russian Miami, contribuye y participa con el Memorial Sloan Kattering cáncer Center, entre otros.

A raíz de todo lo acontecido la Guapa actriz deja en claro que “no se trata de dinero”, que a pesar de la situación por la que atraviesa, “luchará por defender el prestigio que año tras año le costó para renombrar su marca, una marca que deja en alto el nombre de México y que gracias a su salón “Barbra Spa” latinos como ella luchan por alcanzar su sueño, un sueño que para muchos se torna inalcanzable, más aún si en su camino se cruzan personas como este empresario deleznable.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *