Cómo reconocer los síntomas de esta afección neurodegenerativa

Noticias Salud

Pacientes deben recibir apoyo emocional para mantener la calidad de vida.

 

El 21 de septiembre de cada año se conmemora el Día Mundial del Alzheimer, una enfermedad neurodegenerativa que afecta, de manera progresiva, la calidad de vida de las personas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Alzheimer es una de la forma más común de demencia y puede representar entre un 60 % y 70 % de los casos relacionados a esta.

Esta enfermedad comienza con síntomas sutiles, pero que resultan muy impactantes para la persona. Inicialmente los pacientes pueden experimentar pérdida de interés y voluntad en sus actividades y tareas habituales, junto a cambios notables de comportamiento. A medida que progresa la enfermedad, los olvidos de la persona se vuelven más evidentes, afectando recuerdos de acontecimientos recientes para, posteriormente, comprometer la memoria a mediano y largo plazo.

Otra de las características que permite identificar esta enfermedad es que la capacidad de expresión disminuye, reduciendo la cantidad de palabras utilizadas y la comprensión se ve comprometida. Las personas que padecen esta enfermedad también manifiestan confusión y distorsión de la realidad.

 

Cuidado y apoyo.

De acuerdo con los especialistas del Instituto Nacional de Ciencias Neurológicas, el cuidado y apoyo hacia los pacientes con Alzheimer debe orientarse a brindar apoyo emocional para mantener la calidad de vida. Además, de supervisar sus actividades personales y sociales para garantizar la seguridad del paciente. Es importante establecer nuevas formas de comunicación que se adapten a las necesidades cambiantes de las personas, así como realizar paseos y ejercicios diarios al aire libre para garantizar la salud física y emocional.

 

Papel de los cuidadores.

Los cuidadores desempeñan un papel fundamental en la vida de los pacientes afectados por esta enfermedad, pues se convierten en personas de apoyo permanente, brindando seguridad y supervisión constante en todas las actividades diarias. Los desafíos que enfrentan son numerosos, ya que deben lidiar con situaciones nuevas y cambios en las funciones cognitivas de sus seres queridos.

La enfermedad de Alzheimer representa desafíos significativos para los pacientes y sus cuidadores, pero, con el apoyo adecuado y una comprensión profunda de sus necesidades, se puede mejorar la calidad de vida de quienes la padecen y de quienes los cuidan.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *