El 28 de enero se celebrará el Año Nuevo Lunar – Año del Gallo

Noticias

Con 108 campanadas se deja atrás todo lo malo del año viejo.

  • La celebración se realizará en el Templo Jionji en San Vicente de Cañete, siendo la única fecha del año en que puede ser visitado libremente.

 

El Templo Jionji, considerado por el Ministerio de Relaciones Exteriores del Japón como el más antiguo templo budista en Sudamérica, fue construido hace 110 años, abrirá sus puertas este sábado 28 de enero para la celebración del Año del Gallo.

Si en el mundo occidental es tradicional comerse las uvas al son de las 12 campanadas en la Nochevieja, en Japón son 108 campanadas las que suenan en los templos budistas a la medianoche.
Estas 108 campanadas de los templos budistas simbolizan los 108 pecados terrenales y humanos (de pasiones y deseos) de la tradición budista de los que todo hombre debe deshacerse al comienzo del nuevo año para poder así avanzar en su ciclo de sufrimiento y reencarnación.

Así pues, con el sonar de las 108 campanas, los japoneses creen que los pecados del año anterior se olvidarán y podrán comenzar el año nuevo completamente “limpios”, una metafórica purificación de los pecados acumulados en el año anterior.

Además de escuchar las campanadas, es tradición realizar los ritos de purificación y oración típicos de una visita a un templo budista, como por ejemplo ‘bañarse’ en el humo del incienso que es encendido y rezar dando tres palmadas.

El público interesado puede inscribirse en sotozenperu@gmail.com para asistir a la celebración de la Ceremonia de Purificación de Incienso y de Fuego, que se realizará el sábado 28 de enero a partir de las 5.30 p.m. en el Templo Jionji en San Vicente de Cañete.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.