Litzy se cansa de compartir el escenario con estrellas de los 90, ¿Le alcanza para comerse el mundo sola?

Internacional Portada

Fuente: Vida y Estilo Yahoo.

Por Luis Moreno.

 

A sus 37 años, Litzy (Una Maid en Manhattan) tiene planeado retomar su carrera en solitario. Tras más de tres años al lado de la gira 90’s Pop Tour, la cantante mexicana dijo que es momento de que cada uno de los que participaron en el proyecto retomen su propio camino. Ella en lo particular anunció un concierto en streaming para el sábado 7 de noviembre de este año, un tanto fastidiada ya de participar en conciertos colectivos en los que apenas y podía cantar tres canciones de su repertorio. La intención de Litzy es loable, pero la decisión también deja serias dudas, ya que el suyo es el ejemplo perfecto de que el 90’s Pop Tour fue un auténtico salvavidas para cantantes que por sí solos no tenían el arrastre suficiente para congregar a las masas en conciertos.

Hay que recordar que Litzy solo tuvo un éxito realmente grande durante su carrera, como lo fue “No te extraño”, de su primer disco, Transparente. Y si bien su segundo álbum tuvo algo de reconocimiento gracias a “No Hay Palabras”, lo cierto es que su carrera entró pronto en declive.

Con apenas dos o tres temas realmente en la memoria del público, es difícil sostener un espectáculo personal, de ahí que el 90’s Pop Tour funcionara tan bien al conglomerar a más artistas en la misma situación como Magneto, Irán Castillo, Mercurio, Caló, Jeans y The Sacados.

Con tan solo tres discos sobre el hombro, el último de ellos lanzado hace más de quince años (La rosa, que tuvo poca relevancia), será interesante ver si Litzy logra imponerse y volver a los primeros planos. Su promesa es que tiene al menos dos canciones nuevas ya listas con las que espera sorprender a sus admiradores más longevos, pero ella debe recordar  que quienes acuden a este tipo de shows lo hacen sobre todo por nostalgia, en busca de las canciones que les recuerdan a sus tiempos de juventud. Tal vez por ello su regreso a los conciertos no sea completamente sola, y ha invitado a Lidia Ávila y Flor Amargo como acompañantes para este espectáculo titulado Vuelta en U que tendrá un costo de 197 pesos.

Aun así, no queda claro que ella pueda llenar todo un concierto de más de una hora manteniendo la atención del público, aunque tiene un recurso que podría utilizar: interpretar canciones del primer disco de Jeans, el grupo juvenil del que formó parte de manera fugaz antes de iniciar como solista. Este movimiento, sin embargo, la haría caer en aquello de lo que pretende escapar en su misión por recuperar su nombre como marca independiente.

Que no se malinterprete, Litzy tiene seguidores de hueso colorado y más de uno estará dispuesto a pagar por sus conciertos en línea y presenciales una vez que las circunstancias lo permitan. De lo que se trata aquí es señalar que nadie de los que conformaban 90’s Pop Tour podría llenar por separado recintos tan grandes como la Arena Ciudad de México ni emprender exitosas y prolongadas giras por el interior de la República. Con la excepción de OV7, Fey y en menor medida Kabah, el resto tuvieron una carrera irregular sin demasiados momentos en la cumbre.

Es más, ni siquiera el 90’s Pop Tour con todo y su arrastre tiene el futuro asegurado. Los pleitos legales, las circunstancias del confinamiento y las rupturas internas ponen entredicho la supervivencia de futuras giras. El fiasco del regreso de OV7 a los conciertos virtuales en los que vendieron pocos boletos y en los que fueron fuertemente criticados por el público, dejan en claro que la nostalgia por los noventa empieza a mostrar signos de desgaste.

En este contexto Litzy hace un movimiento valiente, hay que reconocer. Puede que la jugada le salga bien. Y tal vez ella prefiera tener un público reducido, pero propio, que a decenas de miles que no la van a ver solo a ella, sino a otros personajes de su generación con los que ya no se lleva tan bien.

“Para mí fue un privilegio estar en ese show, pero ahora sí quiero dedicarme completamente a lo mío”, dijo Litzy respecto al 90’s Pop Tour en una reciente entrevista recogida por El Universal. Su primer concierto en años como solista será toda una prueba para ella el próximo sábado 7 de noviembre. Entonces veremos los alcances que tiene bajo su propio nombre y si existen posibilidades de volver a los primeros planos sin la ayuda de nadie más.

El apoyo de redes sociales y otras plataformas digitales será crucial. Pronto se sabrá si lo consigue o si tiene que tornar nuevamente al mundo de la actuación en donde le ha ido bastante bien y que  incluso tiene mayor trayectoria que en la música. Quién sabe, en una de esas pronto extrañará a los 90’s Pop Tour del que ahora tanto se quiere alejar.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.