Mario Vargas Llosa da negativo con COVID- 19 mientras sigue recuperándose de una neumonía

Libros Noticias Portada Salud

Fuente: Vida y Estilo Yahoo!

 

Mario Vargas Llosa, que ingresó el pasado miércoles en el hospital debido a las complicaciones del coronavirus que padecía, ha dado este sábado negativo en la última prueba realizada, por lo que ya libre del covid-19los médicos centran sus esfuerzos en tratar la neumonía que le llevó a ser hospitalizado hace tres días. Afortunadamente, se observa una mejoría que confirma así la “evolución favorable” de la que informaban el viernes sus hijos, Álvaro, Morgana y Gonzalo, a través de un comunicado en el que también agradecían las muestras de cariño recibidas.

Mientras continúa con su recuperación, su pareja, Isabel Preysler no se separa su lado. Fue este martes cuando se confirmó la noticia del positivo en coronavirus del autor de Cinco esquinas. Se dijo que el estado de salud del premio Nobel de Literatura era bueno y que permanecía aislado en su domicilio de Madrid. “Está bien, en casa y cuidándose”, aseguraron a Europa Press personas del entorno del escritor. Sin embargo, al día siguiente, tras detectar complicaciones, el equipo médico decidió que permaneciera ingresado en el hospital por precaución.

Mientras continúa con su recuperación, su pareja, Isabel Preysler no se separa su lado. Fue este martes cuando se confirmó la noticia del positivo en coronavirus del autor de Cinco esquinas. Se dijo que el estado de salud del premio Nobel de Literatura era bueno y que permanecía aislado en su domicilio de Madrid. “Está bien, en casa y cuidándose”, aseguraron a Europa Press personas del entorno del escritor. Sin embargo, al día siguiente, tras detectar complicaciones, el equipo médico decidió que permaneciera ingresado en el hospital por precaución.

Este bache de salud le ha obligado, además, a cancelar sus compromisos profesionales, como la presentación del libro Cervantes, de Santiago Muñoz Machado, director de la RAE, hasta que esté completamente recuperado. Su diagnóstico también impidió estar en Sevilla en el Domingo de Resurrección, cuando iba a participar en el acto del pregón taurino tras dos años sin poder llevarse a cabo esta tradición por la crisis sanitaria. Fue finalmente un gran amigo suyo, el escritor Félix de Arzúa, quien ejerció como pregonero en el teatro Lope de Vega de la capital hispalense, donde ha comenzado la temporada de toros en La Maestranza, una cita a la que asiste cada año junto a Isabel Preysler.

De seguir con esta evolución favorable, se espera que a comienzos de mayo viaje a Argentina con motivo de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires para hablar de La mirada quieta, su última propuesta literaria, un ensayo sobre la obra de Benito Pérez Galdós que ya presentó el pasado 7 de abril en el Ateneo de Madrid, en uno de sus últimos actos públicos antes del contagio.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *