Los peligros de la sobreexposición en redes

Empresarial Noticias Portada Salud

En una época como la actual en que los adolescentes comparten su vida en redes sociales es importante reflexionar sobre los peligros de la sobreexposición en Instagram, Tik Tok, o Facebook. El psicólogo Fredy Martínez, psicólogo del Centro Médico Plaza Lima Sur de la Clínica Ricardo Palma, advierte que este hábito no solo es peligroso e inseguro, también refleja una gran necesidad de aprobación por parte de los demás.

A pesar de ser una herramienta efectiva para relacionarse y comunicarse, las plataformas digitales deben usarse en forma dosificada para evitar exponer nuestra vida personal y privada.  Aunque parezca una exageración, las redes sociales pueden llegar a ser adictivas; ya que el joven al recibir una gratificación rápida, buscará en forma reiterada tener ‘esa’ sensación agradable que le genera un like, comentario o reacción.

En este contexto, indica, el especialista es clave que los padres pongan límites claros a sus hijos. Esto significa definir un tiempo diario de uso, para que pueda realizar otras actividades durante el día.  Es importante que los adolescentes practiquen otras maneras de relacionarse, pues necesitan desarrollar habilidades como: capacidad de escucha, comunicación, asertividad, empatía, etc.

 

Reglas claras.

Converse con su hijo y asegúrese de que tenga claro el tiempo que podrá usar las redes sociales. Es importante que lleguen a un acuerdo e indíquele qué ocurrirá si no acata las reglas establecidas. Honre las consecuencias de modo que tome conciencia de que cada acción tiene una consecuencia.

Si su hijo aún es pequeño, no deje que use redes sociales solo. Debe utilizar el ordenador en un área común de la casa como sala de estar, comedor o cocina. Siempre bajo su supervisión. Haga hincapié en que no debe aceptar invitaciones de extraños ni dar información privada de la familia mucho menos subir fotos o videos comprometedores, pues eso quedará registrado en internet para siempre.

Cuando converse con su hijo, subraye los beneficios de tener límites en el empleo de las redes sociales: cuidar su intimidad, evitar que un extraño obtenga información sobre sus actividades o familia o ser víctima de acoso, tener tiempo para realizar otras cosas, no depender de la aprobación de otros, no sufrir episodios de ansiedad por sufrir desconexión digital, etc.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *