Conoce cómo revitalizar y rejuvenecer tu piel con la ayuda de la Biorevitalización facial

Empresarial Salud

Aunque la genética juega un papel importante, la rutina que realizamos en el cuidado de nuestra piel puede complementarse con tratamientos regeneradores que nos permitirán lograr resultados asombrosos sin ser invasivos. En ese sentido, la biorevitalización es una opción ideal para la recuperación de las funciones vitales de la piel y combatir los signos del crono y fotoenvejecimiento facial.

Este procedimiento consiste en aplicar una solución inyectable que incluye aminoácidos y ácido hialurónico que son necesarios para la formación del nuevo colágeno, produciendo una regeneración de los tejidos, mejorando su textura, minimizando la profundidad de las arrugas y manteniendo una piel hidratada, tersa y luminosa, dejando notar un rostro descansado y rejuvenecido”, explicó la Dra. Gilda Pérez, especialista del Centro de Medicina Estética de la Clínica Ricardo Palma.

La especialista afirma que este tratamiento es perfecto para pacientes que deseen prevenir el envejecimiento prematuro de la piel, mejorar la apariencia de cicatrices de acné, estrías rojas y unificar el tono de la piel. Además, puede ser usado como un tratamiento previo o alternativo antes de realizarse un láser o peeling, o también previo a la aplicación de toxina botulínica o rellenos dérmicos, entre otros, para así lograr una recuperación rápida, asegurando la máxima duración de los resultados.

La doctora Pérez señala que la biorevitalización facial es mínimamente invasiva y ambulatoria. “Se le aplica al paciente inyecciones intradérmicas, usando previamente una crema anestésica en el área a tratar para que no sienta dolor durante esta fase del tratamiento”.

Para determinar si un paciente es apto para este procedimiento, es necesario pasar por una consulta médica previa. Cabe destacar que el factor de la edad es relativo, pues el inicio del proceso de envejecimiento es distinto en todas las personas. Sin embargo, si el paciente empieza a observar los primeros signos del envejecimiento como arrugas finas, piel opaca, pérdida de la firmeza y elasticidad de la piel, entre otros, probablemente sea el aviso que sugiera la necesidad de aplicar un tratamiento biorevitalizador.

Si el paciente recibe este tratamiento, la especialista recomienda algunos cuidados posteriores que debe tener en cuenta para maximizar los resultados como: evitar realizar ejercicios cardiovasculares durante las primeras 24 horas y no acudir a la playa, sauna o piscina. Tampoco se pueden consumir bebidas alcohólicas ni someterse a tratamientos con aparatología que genere calor en la zona tratada el mismo día de la aplicación.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *