Especialistas del Hospital San Bartolomé realizaron proeza médica y separaron con éxito a siameses varones

Noticias Salud

 

Enfoque multidisciplinario e interinstitucional garantizó el éxito de la intervención. Actualmente, los menores evolucionan favorablemente.

 

“Ahora de verlos así, me siento feliz y alegre, pues no tenía la esperanza y ahora la veo. Estoy muy agradecida con Dios, con los cirujanos, doctoras, enfermeras, todo el equipo médico y al hospital por habernos recibido”, señala la madre de los siameses que fueron separados exitosamente tras una operación por parte de especialistas del Hospital Nacional Docente Madre – Niño San Bartolomé.

Ella cuenta que sus hijos nacieron a las 32 semanas, cuando no estaban programados, y lo más difícil para ella era verlos tan pequeñitos e indefensos, luchar por su vida, día a día, y a pesar de tener el dolor de la cesárea, los llegaba a ver todos los en el área de cuidados intermedios.

Pero ¿cómo empezó esta conmovedora historia? La jefa de cirugía del Instituto Nacional Materno Perinatal (INMP), Jaqueline Alvarado Zelada, recuerda que la madre llegó referida de Lambayeque y en el instituto se le realizó una evaluación por parte de los gineco obstetras de medicina fetal quienes diagnosticaron el caso de siameses que compartían estructuras abdominales

En el INMP se le realizaron todos los estudios necesarios para conocer qué órganos compartían y cuáles no con el fin de ofrecer un plan de separación, ellos ya estaban más grandes y se articuló el trabajo con el Hospital San Bartolomé.

“Se le ofrecieron los mejores especialistas para tener la mayor posibilidad de éxito, es un trabajo de muchas personas, sobre todo interinstitucional para que las familias se lleven una buena atención y tratamiento, a pesar de que muchas veces estas cirugías se ven tan lejanas, pero a nivel de Ministerio de Salud (Minsa) estamos avanzando en tratamientos que se ofrecen en otros países”, indica.

El Dr. Hugo Delgado Bartra, jefe del Departamento de Cirugía Pediátrica del Hospital San Bartolomé, comenta que luego de ser referidos del INMP se comprobó que compartían el lado izquierdo del hígado y tenían comunicadas algunas venas y arterias.

Luego de ello se programó la operación cuando los niños tenían 7 meses de nacidos, pero antes se realizó la preparación de la logística, equipamiento y recurso humano, porque en el quirófano tenían que haber dos equipos de anestesiólogos.

Además, se hizo un simulacro de intervención quirúrgica en donde se detalló al milímetro, cómo ingresarían, cómo sería su posición en la mesa de operaciones, cómo iban a hacer anestesiados, cómo sería el traslado de uno ellos a la otra sala en donde había otro equipo de cirujanos. Para esta intervención, resalta Delgado Bartra, se contó con el apoyo del equipo de cirugía de trasplante hepático del Hospital Guillermo Almenara.

“Dos cirujanos más del Almenara hicieron la primera parte que es la separación. Aquí se seccionó el hígado por la parte intermedia para que cada uno quedara con su hígado funcionando, luego de esta operación que duró dos horas, se realizó la reparación de la cavidad abdominal en donde son 2 equipos de cirujanos pediátricos, 3 del INMP y 4 del Hospital San Bartolomé, intervinieron”, sostuvo.

Por su parte, el jefe de Departamento de Emergencia y Cuidados Críticos del Hospital San Bartolomé, Julio César Villa Soller, dice que los menores ya llevan 23 días en posoperatorio, a los 10 días uno de ellos fue dado de alta y el otro aún permanece en la UCI, tiene un soporte de oxígeno mínimo y en pocos días ya debe acompañar a su hermanito.

Luego de ello cada uno tendrán un seguimiento a largo plazo por cirugía y por la parte de neurología pediátrica. En tanto, Rocío León, directora del Hospital, enfatiza que el San Bartolomé ha tenido el gusto de materializar el objetivo de separar a estos siameses y es un trabajo interinstitucional en donde han participado dos hospitales del Minsa con uno de Essalud, Guillermo Almenara, con sus cirujanos especializados en trasplantes, y tiene un enfoque multidisciplinario porque han participado médicos, enfermeras, anestesiólogos, técnicos y todo el aparato logístico para lograr el éxito.

“El Minsa dentro de su plan de trabajo fortalece la sinergia y con una buena planificación y más recursos vamos a mejorar la salud pública y este ejemplo lo vamos a replicar en el futuro”, detalla. En ese sentido, la funcionaria destaca que la semana pasada el Congreso de la República aprobó la ley de modernización en infraestructura y equipamiento del hospital con lo cual se tendrán los recursos necesarios para aumentar la oferta de servicios para dar calidad de atención a los pacientes que es población materno infantil y más necesitada del país.

Tras la operación que duró más allá de las cuatro horas los niños evolucionaron favorablemente, actualmente uno de ellos ha salido de UCI y se encuentra próximo a ser dado de alta, no obstante, el otro niño aún requiere de cuidados intensivos, por ello el equipo médico de intensivistas pediátricos se encuentra enfocado en su evolución y cuidado. Asimismo, el Hospital San Bartolomé destaca la labor del SIS, pues gracias a su apoyo ha permitido tener todo lo necesario para la operación.

 

Proeza médica.

El Hospital San Bartolomé explica que esta exitosa intervención es toda una proeza médica, teniendo en cuenta que los siameses se forman durante la gestación unidos por una parte de sus organismos, como el cráneo, el tórax, la pelvis o el abdomen como es el caso de estos siameses, situación que tiende a ocurrir según las estadísticas en uno de cada 200 00 nacimientos, de los cuales el 50 % nacen muertos y el 75% de ellos pertenece al género femenino.

Su condición es tan delicada y riesgosa teniendo en cuenta que el porcentaje de supervivencia de estos gemelos oscila entre 5 y 25 %, debido a las anomalías congénitas asociadas que presentan en algún órgano noble.

 

ENTÉRATE!!!

  • En esta intervención quirúrgica participaron 28 especialistas.
  • Hace 10 años, el Hospital tuvo a su cargo otra exitosa operación de separación de siameses unidas por el abdomen, en este caso fueron unas niñas cuya madre era procedente de la región Cusco.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *