INSN: Especialistas piden a los padres tener cuidado con sus hijos tras el caso de un bebé que perdió un ojo al caer sobre trozos de vidrio de perfume

Noticias Portada Salud

  

El impacto causó al infante un corte profundo en el globo ocular informaron médicos del Servicio de Oftalmología. En las últimas semanas han atendido tres casos de traumas oculares.

 

Especialistas del Servicio de Oftalmología del Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN) hacen un llamado a las madres y padres de familia a tener mayor cuidado con sus hijos -especialmente con los más pequeños- tras el reciente caso de un bebé de un año y tres meses que perdió el ojo derecho al caer de su cuna sobre trozos de vidrios de un perfume que se rompió con el que inocentemente jugaba.

Lo más angustioso para los padres del infante es que antes de que llegaran al INSN, en su desesperación, acudieron a clínicas y centros especializados donde al niño solo le realizaron exámenes para después informarles que no podían operarlo con el argumento que el pequeño “tenía gripe”. Así, los padres llegaron al centro pediátrico especializado 24 horas después de la emergencia donde médicos oftalmólogos y cirujanos plásticos lo intervinieron quirúrgicamente de urgencia.

De acuerdo a la versión que brindó la madre a los especialistas, el terrible accidente ocurrió en su vivienda, en San Miguel. El pequeño jugaba en su cuna, cerca al tocador donde había perfumes de frascos de vidrio. Agarró uno de estos objetos, cayó al piso y se rompió. Al mismo tiempo el menor se resbaló de la cuna y se precipitó de cara sobre los trozos de vidrio que le provocó un profundo corte en el ojo derecho.

“Lamentablemente llegó con el diagnóstico de trauma ocular severo. Una herida corneo escleral más herida parpebral del ojo derecho. Se hizo la interconsulta para el manejo con especialistas de cirugía plástica y así realizar un colgajo. Es decir, unir las esquinitas con exactitud para que no quede una cicatriza y se vea bien estéticamente”, explicó la oftalmóloga Mey Ling Li Quiroga.

“El niño perdió el ojo derecho. Cayó sobre el vidrio y le hizo un corte como cuando se corta una naranja. Todo el ojo estaba seccionado. Las estructuras internas que deberían estar adentro como el cristalino, la retina, estaban afuera. Lo único que se hizo fue cerrar la herida por riesgo de una infección”, explicó la especialista.

La Dra. Li pidió a los padres tener más cuidado con sus hijos para evitar terribles accidentes que comprometen su salud como lo ocurrido con el caso del bebé. Cabe precisar, que el INSN está realizando todas las emergencias que ningún hospital del país está haciendo.

“Todos los casos los están derivando al INSN con diagnósticos de trauma ocular, cataratas, glaucomas. Los pacientes menores son llevados a clínicas y tras realizarles diversos exámenes para ingresar a cirugía al final sustentan que no pueden operar por presentar gripe y sugieren traerlos a la institución”, sostuvo el Dr. Raphael Jaramillo, jefe del Servicio de Oftalmología.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *